UN CONFINAMIENTO DIFERENTE

Cuando hoy le preguntaba a mi abuela sobre que quería que escribiese:

– ¿lo van a leer muchas personas?

– unas cuantas

– pues entonces pide que nos respeten. Que somos frágiles delante de la pandemia. Que no os pasa nada por estar un poco más recogidos. 

…………………………………………………………………

“Yo viví con la edad de tus hijos (8años), durante un año entero, en un sótano sin ventanas, con solo una puerta. 

Sin cocina. Mi padre consiguió una cocina de carbón y comíamos las pocas verduras que nos daban los de la casa de su huerto.

Muchos días no teníamos ni un trozo de pan siquiera.


A tu bisabuelo lo perseguían los falangistas. La guardia civil, incluso algunos vecinos que eran malos. 

Por eso huimos de casa, de la aldea, de la Rumiá. Y un amigo de la familia nos alojó en su sótano, en Moreda.

Y no pudimos salir hasta que se calmó todo. Pasó algo más de 1 año.

Solo pido, que hoy en día, que tenéis todas las comodidades en casa, intentéis ser conscientes de la gravedad del virus y no salgáis más que lo justo y con todas las precauciones.”

⭐ Así que… Tan solo he querido escribir sus palabras. Creo que tiene toda la razón del mundo en hacer esta petición. ⭐

La plantita que sostiene es una Maranta de @kokedamus 

Tan contenta está con ella que ha querido fotografiarse sosteniéndola 💚 

La llaman “La flor de la oración” porque durante la noche coloca sus hojas en posición vertical como si rezase. 🌱

mamae

Soy mamá de dos hermosos gemelos de 8 años. Tienen autismo, así que lucho para dar visibilidad y normalizar esta condición. Y lo hago mostrando nuestro día a día ;-)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *