Merenguitos rellenos

Un postre pequeño, riquísimo y muy vistoso!

El merengue queda crujiente por fuera y blandito por dentro. Está buenísimo para comérselo tal cual.. pero si encima lo rellenamos… es tentación máxima!

La crema de queso del relleno y la fruta contrastando con un toque ácido, hacen que el conjunto sea una explosión de sabores en el paladar.

Os pica el gusanillo??

Ingredientes:

Para el merengue francés:

  • 3 claras (unos 110 g)
  • El doble del peso de las claras en azúcar
  • unas gotas de limón
  • 1 cucharadita de vinagre

Para el relleno

  • 250 ml de queso de untar
  • 50 gr mantequilla
  • 1 cucharada de azúcar
  • fresas (u otra fruta ácida) cortada a rodajas

Elaboración

Ataros el delantal!! comenzamos!! Ya!!

Precalentamos el horno a 150º

Comenzamos preparando el merengue

Truco: con claras viejas se monta mejor el merengue. Esto significa dejar las claras fuera de la nevera unas horas antes. (bueno… realmente hay mejores técnicas.. pero a mi con un par de horas para hacer esta tarta ya me funciona. Otra cosa es para hacer Macarons…. lo dejo para otro día!)

Batimos las claras a velocidad media, cuando comiencen a hacer picos suaves, vamos echando el azúcar a cucharadas. Esto es lento, puede demorarnos unos 10 min. Hemos de ser pacientes.

Una vez esté ya muy montado, echamos las gotas de limón y la cucharadita de vinagre.

Truco: para saber si el merengue ya está montado del todo. Cogemos un pellizco y lo frotamos entre el dedo pulgar y el índice, si no notamos casi ya los granitos de azúcar.. está listo!!

Preparamos la bandeja del horno con papel de hornear.

Con una manga pastelera hacemos pequeños redondeles. Dejando caer un poco de merengue desde el centro hacía arriba. Yo utilizo un tapete para macarons. Pero vale el papel de horno. Solo que hemos de intentar procurar hacer todos los montoncitos del mismo tamaño.

A la mitad les hemos de chafar el pico que les queda. La mitad serán sombreros y la otra mitad bases. Lo hacemos mojando la yema de un dedo en agua y con cuidado le damos pequeños golpecitos.

Metemos en el horno a 150º hasta que veamos que ya se ha formado una capa dura alrededor. Y los podemos levantar del papel de horno. (probad en uno)

Mientras el merengue está en el horno, preparamos la crema del relleno. Mezclamos todos los ingredientes y batimos bien. Reservamos en una manga pastelera dentro de la nevera. Yo le he añadido un par de fresas.

Sacamos los merenguitos del horno. Los dejamos enfriar sobre una rejilla. Ojo al cogerlos, son frágiles.

Montamos nuestros merenguitos!

cogemos una base, ponemos un poco de crema y encima una rodaja de fruta. Cerramos con uno de los sombreros. Y así con todos!

Truco: si la rodaja de fruta la mojamos en gelatina neutra y la dejamos solidificar en la nevera, luego quedara brillante y nos aguantará más tiempo.

Y listos nuestros merenguitos!! A comer y a chuparse los dedos!

Con las yemas que nos han sobrado podemos elaborar esta tarta de hojaldre, crema pastelera y fruta!! Aquí os dejo la receta

Y como siempre, recordaros: ¡que si la probáis contadme que os ha parecido la receta y si me enviáis una foto la publico en los stories de Instagram y se queda en destacados! ¿Te animas?

Más de las recetas que os recomiendo —- aquí

mamae

Soy mamá de dos hermosos gemelos de 8 años. Tienen autismo, así que lucho para dar visibilidad y normalizar esta condición. Y lo hago mostrando nuestro día a día ;-)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *