Hasta el moño

Hasta el moño.

De ese efecto placebo del: “vamos a salir de esta siendo mejores personas”

¿En serio? 

¿Y eso, por qué?

Disculparme. No me lo creo.

Es como cuando se acerca la Navidad y con ella nos venden, que la bondad invade a todo el mundo, pero luego a mediados de enero, del milagroso espíritu, ya no hay rastro.

¿Desaparece por arte de magia? ¡Qué va!  Es porque son quimeras.

Vamos a salir igual.

La persona que es mala, continuará siendo mala. O quizá incluso más mala. (por eso de que va a salir lo peor de cada uno)

Y la que es buena, seguirá siendo buena. O quizá más buena. 

Todo el Mundo (planeta) está sufriendo esta pandemia, de golpe ¿Habrá más humanidad?

JA JA JA

Permitirme que haga resonar una carcajada.

¡Qué no nos tomen el pelo!

Y lo peor es que no se con que intención.

¿Que las buenas sean aún más buenas? (lo que faltaba, encima)

Mejores personas. Más humanas.

¿Por qué? porque se aplaude desde los balcones, reconociendo el trabajo de muchos.

Es que antes, justamente vosotras ¿no lo reconocíais?

¿por que valoramos todas las profesiones?

¿Que eras tú precisamente quien nos las valoraba??

Os revelaré algo. La misma que aplaude, es el que ya reconocía ese trabajo. Y la que no lo reconocía antes, ahora está sentada a las 20h viendo Netflix tan a gustito. (y no la incordies)

La vecina que amablemente, durante esta cuarentena, le está haciendo la compra a la señora del ático, porque no puede salir. Es la misma que le tendería la mano, a la del ático, y a la del 3º y a la del 4º…. si el año pasado se hubiesen fracturado una pierna. 

La misma que te saluda y da los buenos días. 

La misma que te regala sonrisas. 

La que ayuda, la que apoya…

¡¡No nos engañemos!!

La amiga arpía que se crece, dejando ir cualquier comentario mordaz y dañino, porque así se cree mejor que tu. (Revelando y desvelando, lo que es en realidad ella) 

La coleguita Cruela de Vil. 

La que sus intereses van por encima de quien la rodea. 

La que solo mira por ella. 

La que solo ve su ombligo. 

La falsa, con o sin disfraz.

La egoísta, la oportunista.

Entró en la cuarentena siendo una HP y saldrá de ella siéndolo igual.

Este escrito es extrapolable de manera bilateral e impersonal. Puede ser tu vecina como a gran escala pueda ser una empresa, una entidad… Al fin y al cabo, las empresas las forman personas.

La hipocresía está a la orden del día. Y el alarde de solidaridad es demasiado azucarado. 

Empresas haciendo ERTES y enviando mensajes motivadores vía email: “Entre todos saldremos de esta”

Gente saliendo a la calle saltándose el confinamiento, bajando a comprar el pan cada día, viajando a segundas residencias y cruzando los dedos para que no lo pare un control policial (incluso buscando caminos secundarios alternativos, cruzando campos, vía montaña..), vecinos colocando carteles para echar a sanitarios de su bloque. Vecinos con jardín sacando a pasear a su Carlino. Familias enteras (abuelos incluidos) reunidos en la calle para que los niños estiren las piernas. Personas visitando a sus padres cada día con excusas… 

Se ha normalizado que mueran cientos de personas a diario?

Una gran muestra de solidaridad, si señoras!!

Hablamos de poner en peligro con cada mala acción una vida humana.. así que… imaginaros cuando solo hablamos de ser mejores personas. 

No vamos a salir mejores de esta. Vamos a salir y punto.

Aquí no se invierten ni se cruzan cualidades.

Esto no nos hace convertirnos en personas empáticas.

Ya lo éramos, (o no) 

Y se trabaja y se mejora. 

Pero en 46, 47, 50 … días, no seremos mejores ni peores personas, por pasar una cuarentena.

Seremos nosotros. Y serán ellos.

Hasta el moño de tanta hipocresía

mamae

Soy mamá de dos hermosos gemelos de 8 años. Tienen autismo, así que lucho para dar visibilidad y normalizar esta condición. Y lo hago mostrando nuestro día a día ;-)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *