Galletas PiM´s Caseras!

Manos a la masa!!

Nada gusta más a los peques que colaborar haciendo su propia comida!!

si además esta es un dulce.. pues tenemos el éxito casi asegurado.

Y si además está con nosotros la bisabuela pues los ratos en la cocina son más que geniales!!

En mi caso, Twin·O aún prueba el resultado, y la gran mayoría de veces se lo acaba comiendo y disfrutandolo. Pero Twin·A es complicado hasta que logremos hacerselo probar. Los dulces contados, y los de siempre, no le gusta salirse de lo que ya conoce… incluso os cuento… que las PiM’s comerciales de la marca LU le encantan, y en cambio las caseras nada de nada. En fin….

A las que os gusten el chocolate y la mermelada… estas galletas bizcocho os encantarán!!

Además son muy muy fáciles de hacer.

Masa galleta/bizcocho

125 gr mantequilla

100 gr azúcar

1 cucharadita azúcar vainilla o un poco de extracto de vainilla

3 huevos

220 gr harina

8 gr levadura en polvo

Relleno Mermelada

300 gr mermelada (sabor al gusto)

4 hojas de gelatina (6gr gelatina polvo)

Cobertura

150 gr chocolate

25 gr mantequilla

 

Precalentar el horno a 225º

Mezclar el azúcar y la mantequilla (a de estar a textura pomada)

Incorporar los huevos, la harina y la levadura y mezclar con varillas.

Poner la mezcla en una manga pastelera y hacer círculos de unos 6 centímetros sobre un papel horno.

Dejar espacio entre un círculo y otro, porque la masa se expande.

Al horno unos 5 min. Ir controlando, cada horno es un mundo, ha de quedar un bizcochito hecho pero blanquito, no muy dorado.

Sacar y poner a enfriar.

Mientras preparamos el relleno.

Hidratamos la gelatina. La calentamos un poco para que quede líquida y la mezclamos en un bol con la mermelada.

 

Cortar con un cuchillo la parte de arriba de cada galleta. (la pequeña pontaña que se le forma, hasta quedarnos con una galleta plana)

 

 

Ponemos mermelada encima de queda galleta, cubriendo todo el trozo que hemos cortado. Y ponemos las galletas en la nevera para que la mermelada se endurezca.

 

 

 

Preparamos la cobertura.

 

Al baño maría deshacemos el chocolate y la mantequilla.

Mojamos las galletas una a una, solo por la parte de la mermelada en el chocolate (aseguraros que la mermelada está consistente). Y las volvemos a meter en la nevera para que el chocolate se endurezca, y quede crujiente.

 

Yo luego las dejo siempre en la nevera y las vamos sacando de ahí para comerlas.

 

Bon profit!!!

 

 

mamae

Soy mamá de dos hermosos gemelos de 8 años. Tienen autismo, así que lucho para dar visibilidad y normalizar esta condición. Y lo hago mostrando nuestro día a día ;-)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *