Ansiedad y Ataques de pánico

Ansiedad y ataques de pánico

Padezco desde hace muchos años de ansiedad. Y por desgracia he sufrido en muchas ocasiones ataques de pánico.

Cuando no puedes tenerlo todo controlado, cuando las cosas te superan, cuando todo se desmorona. 

Y son, en cierta manera, como las depresiones, son muchas las personas que le quitan importancia (por no tener ni idea de lo que le representan a quienes los pasamos)

La ansiedad es buena si la controlas. Son, a menos escala, los nervios previos a cualquier acontecimiento bueno o incluso el motor de arranque para enfrentarnos a muchas situaciones.

Pero cuando decimos que alguien sufre de ansiedad, es porque viven casi todos los acontecimientos de su vida con una intensidad elevada y que no siempre puede controlar. 

Hoy vivimos una situación crítica, y personas sensibles a sufrirla pueden estar más expuestas.

Para tratar la ansiedad hay muchísimas formas, y cada una ha de encontrar la que mejor le funcione.

Pasear por la naturaleza, hacer relajación, meditación, deporte, aprender a respirar…

Pero en caso de una crisis, yo hoy os enseño unas pautas, para vosotras o por si tenéis a alguien que las necesite.

(las doy porque a mi me han funcionado, no porque sea ninguna profesional !!!) 

Durante una crisis hiperventilamos (respiramos de una manera acelerada), por lo que en vez de inhalar Oxígeno y expulsar CO2 (dióxido de carbono), como solemos hacer habitualmente, nos quedamos en nuestro interior más oxígeno de la cuenta, que va a la sangre, nos genera una sensación de mal estar.

Reducción de la capacidad auditiva. Dolor de cabeza. Incremento de la presión sanguínea y el pulso, mareo, sensación de ahogo, visión borrosa, …

Esto se puede unir a temblores, Tics…

La parte más complicada es salir del shock.

Y una manera de hacerlo es intentar controlar la respiración, Respirar desde el abdomen no desde el pecho. 

El 3x3x3

Colocarnos la mano en la barriga. Cogemos aire por la nariz lentamente contando hasta tres, notando como se hincha el abdomen. Aguantamos 3 segundos. Y expulsamos por la boca contando de nuevo hasta tres, y notando como nuestra mano se mete hacia adentro con la barriga.

Pero en una crisis no siempre puedes pararte a respirar bien.

La falta de calma, el ataque de pánico, no te lo permiten.

Has de intentar entonces conectar con tus 5 sentidos. Para poco a poco volver a ti.

  • Tocar 5 cosas y nombrarlas en voz alta. Mientras respiras entre una y la otra.
  • Nombrar 4 cosas que visualices a tu alrededor. Mientras respiras.
  • Nombrar 3 cosas que oigas.
  • Nombrar 2 cosas que huelas
  • Nombrar 1 cosa que saborees

Cuando consigues que tu misma, o la persona que está sufriendo la crisis, conecte con sus sentidos, entonces, posiblemente estará lo suficientemente calmada, para acabar de relajarse y salir del ataque de pánico con la respiración.

mamae

Soy mamá de dos hermosos gemelos de 8 años. Tienen autismo, así que lucho para dar visibilidad y normalizar esta condición. Y lo hago mostrando nuestro día a día ;-)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *